Translate

lunes, 7 de julio de 2014

Líderes del CLAI analizan causas de la violencia de género y sexual e instan a trabajar integralmente

NICARAGUA
Líderes del CLAI analizan causas de la violencia de género y sexual e instan a trabajar integralmente
Trinidad Vásquez

Managua, jueves, 3 de julio de 2014 (ALC) - Pastores y pastoras expresaron su profunda preocupación por alto índice de femicidios en Nicaragua y llamaron a las iglesias a crear conciencia de su rol integral para trabajar en todos los aspectos-desde las perspectiva bíblica- teológica- en contra de la violencia.
La preocupación se manifestó en el marco de un taller nacional sobre la guía de iglesias y los derechos sexuales y reproductivos consensuados en Cuba y Montevideo.

El pastor bautista y  Coordinador del Consejo Latinoamericano de Iglesias, CLAI capítulo Nicaragua, Joel Bojorge, quien tuvo a su cargo la reflexión final, recordó que ya en tiempos de Jesús existían homosexuales  y lesbianas. Bojorge recomendó darles acompañamiento y pastorear a las personas que son agresivas  con los homosexuales.

La pastora bautista  Patricia  Castro, que tuvo a cargo un trabajo grupal de análisis junto con la pastora luterana Katia Cortés, calificaron como una bendición el aprendizaje conjunto y consensuaron que la guía tiene que ser adecuada a la realidad  nicaragüense .

El tema de femicidios salió a la palestra porque en Nicaragua  se incrementa cada día; 48 femicidios han sido denunciados desde enero al 30 de julio de este año y la iglesia debe de denunciar  y luchar por  el derecho a la vida, enfatizó Castro.  La iglesia está en contra de la violencia y debe denunciar la violencia, la pobreza, la discriminación racial  y sexual.

Alfredo Joiner ,coordinador del CLAI de la región Mesoamericana y  Ashley  Hodgson, líder pastoral, se mostraron satisfechos por los resultados del evento que causó un enorme interés  al conocer los resultados de la consulta continental 'Las Iglesias y los derechos reproductivos”, celebrada en la Habana en el 2013. 
 
Ashley explicó que el objetivo  el taller fue poner en manos de las iglesias la guía y capacitar a los y las asistentes sobre derechos sexuales y reproductivos para ser reproducida en las comunidades y organismos ecuménicos y así brindar herramientas para facilitar y generar espacios de reflexión, empoderamiento y organización en torno al tema.

En La Habana se acordó fomentar en las iglesias, familias y la sociedad en general, la construcción de ambientes y espacios formativos sobre las nuevas masculinidades y de respeto hacia las mujeres y la juventud, disminuyendo así el impacto que tiene sobre ellas la violencia generalizada, la violencia basada en género y la violencia sexual.                                                                                                                                                                      
------------------------
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)
Edición en español: Combatientes de Malvinas 1230, 3190 La Paz, Entre Ríos, Argentina

lunes, 19 de mayo de 2014

Carta a Iglesias CLAI

Estimadas hermanas y hermanos de las Iglesias y Organismos Miembros del CLAI

Gracia y paz de Dios nuestro Padre, y de Cristo Jesús, el Señor.


La VI Asamblea General del CLAI, realizada en La Habana en mayo del 2013, al analizar la estructura y funcionamiento del CLAI, propuso revisar los Estatutos y Reglamentos e iniciar una reestructuración institucional que permita fortalecer su misión y compromiso para dar respuesta a los nuevos desafíos sociales, económicos y pastorales de las Iglesias y organismos de América Latina y El Caribe.

Para cumplir con el mandato de la Asamblea, la Junta Directiva en su segunda reunión, celebrada en Bogotá, Colombia los días 4 al 9 de mayo, definió estrategias para hacer más efectivo el trabajo del CLAI, como un
movimiento continental más dinámico, mas fraterno y más cercano en su misión con las iglesias y la sociedad.

Este proceso de reestructuración requiere asumir una mirada crítica a la estructura como institución y líneas de acción. Para ello se realizará una evaluación institucional que permita profundizar su orientación
estratégica V programática. Esta propuesta de reestructuración se presentará a la Junta Directiva en su próxima reunión, en el mes de marzo de 2015.

En este marco, la Junta Directiva consideró que era necesario un cambio en la Secretaría General y decidió rescindir los servicios del Secretario General, Rev. Nilton Giese, a quien expresamos nuestra gratitud por el
tiempo que estuvo desarrollando su ministerio con el CLAI.

Hasta que la Junta Directiva no haya aprobado el plan de reestructuración, no se convocará a concurso para la Secretaría General. Transitoriamente se ha nombrado al Rev. Carlos Támez como coordinador para la
administración de la oficina de Quito y el acompañamiento a los programas de CLAI.

Es de conocimiento general que varias Iglesias y Organismos Ecuménicos han emprendido procesos similares de reestructuración por cuestiones estratégicas y financieras, para responder a los nuevos contextos y
desafíos de la "Missio DEI".

La Junta Directiva expresa su agradecimiento a nuestras Iglesias y Organismos Miembros por su apoyo y compromiso durante estos 32 años de vida institucional y hace un llamado a trabajar conjuntamente para
hacer del CLAI una instancia de diálogo fraterno en favor de la unidad y servicio solidario.

Saludamos a las Iglesias y Organismos Miembros en este tiempo en camino hacia pentecostés.

Rev. Felipe Adolf
Presidente
Junta Directiva
Consejo Latinoamericano de Iglesias, CLAI

lunes, 5 de mayo de 2014

Juventud de la región impulsa agenda sobre migración, Derechos Humanos, sexuales y reproductivos

Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

COLOMBIA
Juventud de la región impulsa agenda sobre migración, Derechos Humanos, sexuales y reproductivos 

Viernes, 2 de mayo de 2014 (ALC) - La Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes Rumbo a Cairo+20 participó durante la 46°CPD de manera articulada con las redes juveniles globales y de otras redes regionales, así como con el movimiento feminista latinoamericano impulsando de manera contundente un agenda integral en materia de derechos humanos, incluidos los derechos sexuales y reproductivos de las y los jóvenes migrantes. La juventud del CLAI participó de este extenso proceso en varias etapas.
La Alianza es un grupo de trabajo integrado por redes, organizaciones y líderes juveniles de la región de América Latina y el Caribe interesados en la incidencia dentro del proceso Post2015, la plena implementación del Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (PoA-CIPD) y los diversos compromisos internacionales que garantizan la protección de los Derechos Humanos de las juventudes. La juventud ecuménica del Consejo Latinoamericano de Iglesias también ha sido parte de este proceso.
En el marco de la 46 sesión de la Comisión de Población y Desarrollo (46 CPD) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Sebastián Ramírez (México) miembro de la Comisión Política de la Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes Rumbo a Cairo+20 pronunció la declaración sobre juventud en representación de las redes y organizaciones juveniles a favor de los derechos humanos, incluidos los derechos sexuales y reproductivos. Puede encontrarse aquí la Declaración leída.

Entre las principales reivindicaciones que se incorporaron en la declaración se encuentra el acceso a servicios de salud incluida la salud sexual y reproductiva, educación y protección para jóvenes migrantes sin importar su estatus migratorio así como la eliminación de leyes que criminalicen a las juventudes migrantes por su orientación sexual o identidad de género  entre otros.
La juventud del Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) ha participado activamente en este extenso proceso, según informa a ALC el reverendo Carlos Támez:- Aportando al documento base de AL/C para la CPD47 que fue  el producto del debate en la Primera Reunión de la Comisión de Población y Desarrollo de la CEPAL en agosto 2013  donde surgió  el "Consenso de Motevideo"-La juventud del CLAI como parte de la Alianza de redes de juventudes Cairo+20  participó en las discusiones y dio su aporte desde una Red de Jóvenes de Organizaciones Basadas en la Fe. 
-Participando en algunos países en las  mesas nacionales y regionales  preparatorias a CPD47.  y en general aportando desde  sus  visiones sobre el proceso de Cairo+20 en las mesas nacionales del CLAI  y la Consulta Continental sobre DDSSRR  que se recoge en el  Consenso de la Habana.
Aunque no estuvieron en New York,  su aporte fue recogido por la Alianza Regional de redes de juventud de AL/C Cairo+20  en la que participan, que llevó su declaración a la CPD47, cuenta.

Esta es el mensaje que envían a la sociedad de la región a través de la Articulación:
Juventudes, mujeres y hombres de la región, infinitamente diversas y diversos en pensamientos, estilos de vida, posturas y quehaceres, nos hemos unido alrededor del seguimiento de la agenda de Cairo y su implementación después de 2014 desde hace más de dos años.
Las y los jóvenes de la región hacemos parte de esta articulación desde su inicio, y esto ha significado una gran experiencia de camino conjunto en esta lucha. Estamos convencidas/os de la necesidad de poner, la igualdad, los derechos sexuales, los derechos reproductivos y la equidad de género, en el centro de la agenda de desarrollo, entendiendo éste bajo un nuevo paradigma que incluya la diversidad de voces y las nuevas dinámicas sociales, culturales y económicas de nuestra región.
Reconocemos la importancia del trabajo intergeneracional frente a la necesidad y urgencia de innovar formas de comunicación, entendimiento y lenguaje. Nuestra convicción esta puesta en que el lenguaje tiene la capacidad de transformar y generar nuevas realidades, promoviendo una cultura por el respeto y garantía de los derechos humanos, para todas y todos, sin ningún tipo de discriminación.
Celebramos que, a pesar de las dificultades que todo trabajo articulado conlleva, hayamos logrado una apertura que ha significado una gran oportunidad para reconocer y escuchar las voces de las personas jóvenes, para generar alianzas intergeneracionales y forjar en conjunto, desde la integralidad de las agendas, el camino para un mundo más justo con todas y todos.
Ha sido una gran experiencia que demuestra que el trabajo en alianza, a pesar de su complejidad, fortalece; podemos decir sin duda que en nuestra región eso ha sido posible, y uno de las más importantes evidencias es el Consenso de Montevideo. 
Les agradecemos a todas su valor y persistencia para construir un mundo mejor donde todas y todos disfrutemos de la plena garantía de nuestros derechos. Las invitamos a continuar trabajando en conjunto para que nuestros gobiernos hagan lo que deben hacer: facilitar los caminos para la felicidad de todas y todos los ciudadanos.
La lucha continua….

Drogas, alcohol y prevención del VIH

El abuso de drogas y alcohol tiene un impacto significativo en el curso de la epidemia del VIH. El paradigma prohibicionista y de criminalización gobierna en la mayoría de los países de la región y expone a millones de jóvenes y adolescentes al abuso y a la infección. ¿Qué hacer frente a ello?
Por: Carlos Araque


Cuando hablamos de VIH y drogas, generalmente la mirada va dirigida a usuarios de drogas intravenosas o inyectables como la heroína, las anfetaminas y meta-anfetaminas, pues una de las formas más conocidas de adquirir la infección por VIH es el uso compartido de jeringas o inyectadoras.
Sin embargo, el campo de las drogas y su relación con el VIH es mucho más amplio. De hecho, cuando hablamos de drogas y VIH, no sólo debemos hablar de aquellas intravenosas, sino abordar también el uso de otras sustancias ilegales, y sobre todo, tenemos que tener en cuenta al alcohol, sin importar si su consumo esté permitido por la mayoría de los gobiernos del mundo.
El abuso del alcohol y el uso de drogas está estrechamente vinculado a prácticas sexuales sin protección, que exponen a las personas a la infección por VIH e ITS; las personas bajo los efectos de estas sustancias tienden a ser más despreocupadas a la hora de iniciar una relación sexual y se produce una disminución en el uso de preservativo, según señalan algunos estudios.
Es preciso señalar que el abuso de estas sustancias también puede interferir con la adherencia a la terapia antirretroviral en las personas que viven con VIH.
En este contexto, las políticas públicas en drogas debieran tener como pilar la reducción de daños. Algunos países de Europa proveen de forma gratuita equipos estériles a los usuarios de drogas inyectables a través de sus centros de salud para reducir los casos de infección por VIH y Hepatitis; más cerca, en Uruguay, se ha  legalizado el consumo y la venta de marihuana con una serie de políticas orientadas al fomento del consumo responsable. Sin embargo, aún son pocos los países que han dejado a un lado el desconocimiento y las “moralidades” en torno a este tema.
Pero en general existe un gran desconocimiento sobre las drogas en la sociedad, y las leyes y normas criminalizan la comercialización de las drogas y hasta su uso, hasta el punto de estigmatizar su consumo y a su consumidor, catalogándolo como “delincuente” o “desadaptado social”; situación sumamente dañina para la respuesta al Sida, que expulsa a las poblaciones por fuera del sistema y de los servicios de salud, sin dejar de que estas políticas de represión contribuyen al incremento del narcotráfico y, con él, la corrupción dentro de los gobiernos.
Como ha sido mencionado por Graciela Touzé, Directora Ejecutiva de Intercambios, Argentina, y recogido porCorresponsales Clave“El paradigma prohibicionista sostiene un triángulo poco real cuyos vértices son la abstinencia como ideal normativo, la desintoxicación y la erradicación de las drogas del mundo como horizonte político. El último punto es especialmente irrisorio por el poder político y económico ejercido por el narcotráfico. La guerra contra las drogas que damos por fallida suma consecuencias para el conjunto de la sociedad. Un cambio de paradigma se hace inminente, presentando así la necesidad de dejar de hablar de “guerra contra las drogas” para pasar a un “vivir con las drogas”.
Frente a esto, desde las organizaciones con trabajo en Sida se han iniciado varias campañas para eliminar el estigma y la discriminación hacia los usuarios de drogas, buscando influenciar en la percepción que se tiene de las personas usuarias de drogas.
¿Consumo responsable como prevención?
Considero que los riesgos de infección por VIH, asociados al consumo de drogas –incluyendo el alcohol- podrían ser reducidos si empezáramos a hablar sobre consumo responsable.
Los gobiernos, profesores, los medios de comunicación y nuestros padres nos enseñan que las drogas son dañinas; pero, curiosamente, al ver la realidad, el consumo de drogas es eminente en escuelas, en nuestras familias y en toda la sociedad. Y son los adolescentes y jóvenes los que están en mayor de riesgo de abusar de esas sustancias debido a su inexperiencia, y porque no reciben información o asesoría sobre el consumo moderado y responsable de alcohol y otras drogas. Con este abuso se exponen a infecciones de transmisión sexual, a embarazos no deseados, además de daños a su salud.
Que a los adolescentes y jóvenes se nos siga diciendo que no debemos consumir drogas, sin mayores acciones al respecto, es querer nadar contra corriente, y en ello se malgasta tiempo, esfuerzos y recursos.
Es momento de diferenciar el consumo excesivo del consumo responsable, y en ambos casos, pensar en políticas basadas en derechos humanos y alineadas a la reducción de daños. Mientras el consumo excesivo repercute negativamente en el usuario y en su contexto, el consumo responsable fomenta la reducción de daños, y eso se traduce en prevención primaria y secundaria del VIH.
No fomentar el consumo responsable, es condenar a esas personas a daños futuros asociados al consumo excesivo.
Políticas de Drogas, un tema pendiente en la respuesta al VIH
A pesar de toda la evidencia que existe respecto del fracaso de las políticas que buscan enfrentar las drogas que tienen actualmente la mayoría de los países de América Latina, que han causado la muerte de miles de personas, se continúa insistiendo en la prohibición y la criminalización.
En cuanto a la respuesta al VIH, la mayoría de los actores involucrados no abordan sustancialmente las políticas de drogas y no se discute a profundidad, el daño que estas hacen a la respuesta.
Aún está pendiente la discusión profunda y basada en evidencias de cómo alinear las políticas de drogas a la respuesta al VIH y orientarla a la protección de los derechos humanos.

Fuente: http://www.corresponsalesclave.org/2014/05/drogas-alcohol-y-prevencion-del-vih.html

miércoles, 30 de abril de 2014

#ayunoporelclima

Únase con miles de otros ayunando para acción sobre el cambio climático. Un movimiento creciente de jóvenes, ambientalistas y gente de fé demuestra la fuerza de su compromiso dejando de comer una día al mes para hacer un llamado a líderes mundiales para que hagan más para resolver la crisis climática. Únase al movimiento.

Millones de personas han perdido sus hogares y sus medios de vida como resultado del cambio climático. Sin embargo, las acciones de gobiernos sigue siendo profundamente inadecuado y no logra asegurar un futuro seguro y justo para todos.

Con el cambio ahora disparando a la cima de la agenda política, miles de personas de todo el mundo han decidido ayunar una vez al mes para ponerse en solidaridad con la gente afectada por cambio climático. Queremos mandar una mensaje a los líderes mundiales que necesitan hacer más para resolver ésta crisis. Esto debe incluir nuevos compromisos para acción desde el Cumbre sobre el Clima del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, en setiembre, y pasos hacía un plan de acción sobre el clima que se busca en Paris 2015, que sea global, justo, ambicioso y obligatorio.

http://fastfortheclimate.org/es/

¡Únase con nosotros para exigir acción sobre el clima!

lunes, 28 de abril de 2014

47ª sesión sobre Población y Desarrollo de la ONU: con sabor a poco

Buenos Aires, lunes, 28 de abril de 2014 (ALC) - Semanas atrás fue realizada en Nueva York la 47ª sesión de la Comisión de Población y Desarrollo de Naciones Unidas. Allí se debatió en qué estado estamos en relación a la Plataforma de Acción de El Cairo, adoptada en 1994. El resultado fue que podríamos estar mejor, sobre todo si fuera por las posiciones que llevó América Latina. El documento final adoptado en Nueva York no retrocedió sobre lo logrado 20 años atrás en Egipto, pero tampoco se pudo avanzar por la resistencia de los países africanos aliados a las naciones árabes, el Vaticano y Rusia.
Por Mariana Fernández Camacho para COMUNICAR IGUALDAD-

Del 07 al 11 de abril, delegaciones de los 47 estados miembros que conforman la Comisión de Población y Desarrollo (CPD) de Naciones Unidas se reunieron en Nueva York para evaluar la implementación del Programa de Acción de la Conferencia de El Cairo, a 20 años de su firma. En un contexto de mucha controversia ─entre los países de América latina, por un lado, y el lobby conservador que unió a los africanos con las naciones árabes, Rusia y el Vaticano─, se consensuó un documento final con sabor a poco. “Nada de lo que se acordó en Cairo se puso en juego, pero dos décadas después en el nivel global es muy poco lo que nos movimos hacia adelante”, resume Ana Cristina González, representante de la Articulación de la Sociedad Civil de América Latina y el Caribe Cairo +20.

Entre los puntos positivos, la cumbre de Nueva York reafirmó que la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres son centrales para la nueva agenda de desarrollo (post 2015), y reconoció la necesidad de modificar las persistentes desigualdades y discriminación. También es para celebrar que se haya incluido la importancia de producir información desagregada y el énfasis puesto en la participación de los y las jóvenes en la formulación, implementación, monitoreo y evaluación de las políticas públicas que afectan sus vidas. Por último, fue bien recibido por las latinoamericanas el llamado de la Comisión a los gobiernos para que prioricen servicios de planificación familiar, de cuidado pre y post parto, tratamientos de infecciones de transmisión sexual y el manejo de complicaciones que pudieran surgir de la práctica del aborto.

Pero a una de cal, otra de arena y entonces preocupan las condiciones a las que se sujeta la provisión de algunos de estos servicios fundamentales. Por ejemplo, secairo3 garantizarán abortos seguros y accesibles sólo cuando no sea ilegal, y se apoyan restricciones al acceso de servicios de salud sexual y reproductiva de los y las adolescentes en pos de valores culturales y religiosos.

“Tales condiciones constituyen serias violaciones a los derechos humanos y son incompatibles con las obligaciones internacionales de derechos humanos. Lamentamos, además, que el documento no haga específica referencia a la orientación sexual e identidad de género, no sólo en el marco de servicios de salud sexual y reproductiva, sino en relación con la discriminación persistente y sistemática y la violencia que enfrentan estos individuos y grupos. La referencia al derecho soberano de cada país a implementar los compromisos con respeto a la religión, la cultura y la tradición no puede ser utilizada para justificar actos discriminatorios, ya que deben atenerse a los estándares universales de derechos humanos. De este modo, el balance deja aspectos sumamente valorables y otros en los que aún resta trabajar”, explica Sabrina Frydman, abogada del área de Promoción y Protección de Derechos Humanos de Amnistía Internacional y una de las oradoras durante la 47ª sesión de la CPD.

Los cinco días de tironeos dejaron en evidencia una nueva configuración geopolítica frente al respeto de los derechos sexuales y reproductivos:

- América latina se posicionó como la región progresista, impulsada por el Consenso de Montevideo, mientras el Caribe más conservador ─Guatemala, Nicaragua y Honduras─ guardaba silencio en las discusiones “picantes”.

- En la otra punta, y bien lejos, pisó fuerte el grupo africano ─cuya voz cantante fue Camerún─ empecinado en ampararse en la soberanía para implementar el Programa de Acción de El Cairo según sus valores culturales, tradiciones y principios religiosos. En la misma línea se movieron los países árabes ─liderados por Egipto─, Rusia y la Santa Sede.

- Por su parte, la Unión Europea ─con evidente simpatía por el ala más progre─ tomó un rol menor en las negociaciones luego de que el bloque africano manifestara su recelo a que los estados donantes les indujeran la agenda.

Argentina compartió y lideró la vanguardia con otros países de la región ─como Brasil, Costa Rica, El Salvador y Chile─, y las buenas vibras entre el Gobierno y la sociedad civil jugaron a favor. “Argentina en sus posiciones coincidía con lo que las organizaciones que viajamos y/o que veníamos trabajando aspirábamos. El Consenso de Montevideo era nuestra base de acuerdo y ya en Uruguay coincidimos con las posiciones del gobierno. Por eso trabajamos articuladamente apoyando a la Argentina y a quienes la acompañaban”, destaca la directora de la Fundación Estudio e Investigación de la Mujer (FEIM), Mabel Bianco.

De la 47ª reunión de CPD también quedó claro que los campos de batalla son el cuerpo y la sexualidad. Así lo explica María Alicia Gutiérrez, coordinadora del Área de Advocacy de la Fundación para la Salud del Adolescente (FUSA): “Se está articulando un mundo multipolar donde la sexualidad y el cuerpo juegan un lugar clave. Tengo mis dudas si como focos de interés efectivos sobre la buena vida de las personas o como figuritas de cambio frente a otras negociaciones de orden estructural. Pero definitivamente se trata de un campo de batalla donde el cuerpo y la sexualidad encabezan las disputas de sentido”.

Gutiérrez fue parte de la comitiva argentina junto con ong´s invitadas como FEIM, Católicas por el Derecho a Decidir, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), la Red de Mujeres viviendo con VIH, la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, y el Centro de la Mujer de San Fernando (CEDEM), entre otras.


Luchar por la palabra

Gran parte de los debates giraron, también, alrededor de la inclusión (o no) de palabras en la redacción del documento final, con el convencimiento de que una letra puede resignificar los derechos y las luchas. Algo de eso ocurrió cuando el grupete conservador se opuso a agregar una “s” al concepto de familia, impidiendo así el reconocimiento de modelos diferentes al de mamá y papá.

Con la lupa en las palabras se planta Pamela Martín García, del CEDEM: “La Comisión no logró colocar lenguaje para acabar con múltiples formas de violencia contra las personas por su orientación sexual e identidad de género, a pesar del reclamo de un número relevante de países, entre ellos varios de América latina como Argentina. También se permitió el bloqueo de lenguaje sobre los derechos sexuales. Al salir de la sala de negociaciones, después de más de 23 horas sin dormir, la sensación fue amarga”.

cario2El lenguaje comunica, pero también produce pensamiento y hasta, a veces, acción. Por eso, los discursos suelen ser escenarios privilegiados donde las hegemonías ideológicas y sus resistencias dirimen conflictos sociales y culturales. En ese marco, Mariel Bernal Vilte, del Enlace Continental de Mujeres Indígenas de las Américas (ECMIA), aprovechó su presencia en Nueva York para continuar una cruzada histórica: “Era esencial nuestra participación en la cumbre de la CPD, pero en cuanto a los resultados pues la verdad es que esperábamos más. En el primero y segundo borrador que circuló no sólo no había un párrafo específico de pueblos y mujeres indígenas, sino que tampoco había un enfoque transversal. Recién en el tercero o cuarto borrador aparecimos pero como poblaciones y no como lo que somos: PUEBLOS INDÍGENAS. Solo a partir de la mediación de Cancillería Argentina ─que recibió nuestras sugerencias de lenguaje y realizó un trabajo coordinado con otros países de América latina─ logramos incidir para cambiar “poblaciones” por “pueblos”. La resistencia a incorporar lenguaje que involucre la igualdad de las mujeres o la particularidad que tenemos como mujeres indígenas vino principalmente de ciertos bloques y sectores que todavía justifican la violación de nuestros derechos basándose en la cultura o la tradición”.

Superado ya el gusto desabrido de la vuelta, es tiempo de ponerse a pensar cómo revertir la estocada conservadora. Desde Colombia, González comparte con COMUNICAR IGUALDAD los pasos a seguir: “Son dos cosas: en el nivel regional, tenemos que impulsar el cumplimiento del Consenso de Montevideo. Pero además es necesario conseguir la vinculación entre la agenda post 2015 y la agenda de El Cairo. Es decir, asegurar los mecanismos para que la agenda de Cairo y sus prioridades queden incluidas en los nuevos Objetivos de Desarrollo del Milenio”.

Frydman apuesta al mismo desafío: “En un futuro de mediano plazo debemos unir Cairo con una agenda de desarrollo sostenible, que transversalice la perspectiva de derechos humanos de modo que el esquema de desarrollo futuro no deje de lado a las poblaciones más vulnerables (niñas, mujeres jóvenes, diversidades sexuales e identidad de género, entre otros), y que provea herramientas de rendición de cuentas que permitan demandar a los actores obligados el cumplimiento real de sus compromisos”.

El mundo anda desacompasado. Será cuestión de no perder el ritmo de lucha para así avanzar en una sola dirección: mayor respeto a nuestros derechos.


------------------------
Agencia Latinoamericana y Caribeña de Comunicación (ALC)

jueves, 20 de marzo de 2014

La posición de los países de América Latina y el Caribe sobre las Conclusiones Acordadas de CSW58

15 de Marzo de 2014

Honorables Sras. Ministras y Sres. Ministros:

La posición de los países de América Latina y el Caribe sobre las Conclusiones Acordadas de CSW58

De nuestras consideraciones:

Nos dirigimos a ustedes como miembros del Comité de Organizaciones de la Sociedad Civil de América Latina y el Caribe ante la CSW. La sesión de la CSW58 en curso, constituye una importante oportunidad para evaluar los logros en la aplicación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), así como para señalar los desafíos en el proceso de construcción de la igualdad de las mujeres y a partir de las lecciones aprendidas, lo que constituirá una base para el marco de desarrollo Post -2015; adicionalmente, consideramos que es una oportunidad  para establecer indicadores y metas sobre compromisos de los Estados y los Gobiernos para alcanzar la igualdad de género basados en el reconocimiento y respeto de los derechos humanos de las mujeres y niñas.

Queremos enfatizar el vínculo inseparable que existe entre la garantía de los derechos humanos y el desarrollo. El desarrollo sostenible sólo puede convertirse en una realidad si esta basado en los principios de derechos humanos, solo así  se convierte en un proceso transformador que se ocupa de las causas estructurales de la pobreza, la injusticia y la desigualdad económica, de género, racial, étnica, basada en la edad y otras condiciones que generan marginación y vulnerabilidad.

Los consensos de Montevideo y de Santo Domingo, alcanzados por los países de nuestra  Región en agosto y octubre del 2013 respectivamente, y reafirmados en la reunión preparatoria de México en febrero de este año, representan un importante avance y una contribución que debe constituir la base de las posturas adoptadas por los países de América Latina y el Caribe en el documento de Conclusiones Acordadas de la 58 Sesión de CSW. Recordamos lo señalado por las ministras de nuestra Región en la Declaración de México: “cualquier nueva generación de metas adoptadas en la Agenda Post 2015 debe ser, en primer lugar, transformadora y encarar factores que limitan el desarrollo sostenible; en segundo lugar universal, aplicable a todos los países sin importar su estatus económico; y en tercer lugar basada en derechos humanos, incorporando la igualdad, incluida la igualdad de género, y los derechos y empoderamiento de las mujeres; adicionalmente debe ser de alto impacto y efectiva en el uso de recursos.”

Celebramos que los países de América Latina y el Caribe incorporaron lenguaje  de avanzada al documento de Conclusiones Acordadas para la CSW58 en torno a la atención de la mortalidad materna, al acceso a los derechos y a la salud sexual y reproductiva, a las necesidades particulares de las poblaciones marginadas y vulnerables y al impacto del cambio climático en nuestras sociedades.     

Sin embargo, estamos altamente preocupadas por varias expresiones de algunos países de la Región durante las negociaciones en la CSW respecto a la no mención a  los derechos humanos de las mujeres en las Conclusiones Acordadas y la eliminación de la mención de los derechos sexuales y reproductivos. Esto  socava los consensos regionales antes mencionados. 

La oposición a la incorporación de los derechos humanos como parte integral del desarrollo no se corresponden con los compromisos adoptados por los países de la región con la aplicación de los instrumentos internacionales de protección y defensa de los derechos humanos de las mujeres, ni con las políticas principales de igualdad de género que se están promoviendo en nuestra región.  Entre los primeros,  destacamos  la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW por sus siglas en Inglés), su Protocolo Facultativo y la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Convención de Belem do Pará).

Nosotras, representantes de organizaciones de mujeres y de la sociedad civil de la región, vamos a continuar el diálogo activo y constante con las delegaciones de los países de América Latina y el Caribe presentes en Nueva York. Es por ello que les pedimos su participación activa en el proceso de negociaciones del documento de Conclusiones Acordadas en el 58 Periodo de Sesiones de la CSW, con una voz unida, fuerte y sostenida que exprese a toda la región y que  permita alcanzar la igualdad de género, los derechos humanos de las mujeres y una agenda de desarrollo que integre estos principios para que  todas las mujeres y niñas de  América Latina y el Caribe, en su diversidad, y de esta manera, puedan gozar de sus derechos humanos y del desarrollo, algo que hoy les está negado a muchas.

Agradecemos de antemano su amable atención y les saludos cordialmente.

AC-Democracia, Ecuador
Fundación para Estudio e Investigación de la Mujer- FEIM
Sistren Theatre Collective- Jamaica
Groots - Jamaica
Red de Educación Popular entre Mujeres de Latinoamérica y el Caribe – REPEM
Colectiva Mujer y Salud, República Dominicana
Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrodescendientes y de la Diáspora -RMAAD
Comisión de América latina y el caribe para la defensa de los Derechos de las Mujeres- CLADEM
Catolicas por el Derecho a Decidir- Mexico
Enlace Continental de Mujeres Indígenas de América, ECMIA
ASPIRE  Trinidad & Tobago
Network of NGOs of Trinidad and Tobago for the Advancement of Women , Trinidad & Tobago
Centro de Culturas Indígenas del Perú, CHIRAPAQ, Perú
Consorcio latinoamericano Contra el Aborto Inseguro- CLACAI
Red de Salud de las Mujeres de América Latina y el Caribe - RSMLAC
Red Latinoamericana de Católicas por el Derecho a Decidir
Alianza Latinoamericana y Caribeña de Juventudes rumbo a cairo +20
GESTOS,  HIV and Comunications - Brazil
Articulación Feminista MARCOSUR
Mujeres por el desarrollo Alternativo para una Nueva Era – DAWN
Consejo Latinoamericano y del Caribe de Organizaciones con Trabajo en Sida – LACCASO
PROFAMILIA, Puerto Rico
Tu Mujer Inc- Puerto Rico
Federación Internacional de Mujeres de Carrera Jurídica
Center for People’s Development – Suriname
Women’s Way – Suriname
CARE Trinidad &Tobago
CARE Peru
Grupo Internacional  de Mujeres y SIDA – IWAC
Sindicato de comercio de la Ciudad de Buenos Aires
Foro de Mujeres del MERCOSUR
RedNAC Red Nacional de Adolescentes por los Derechos Sexuales y Reproductivos, Argentuna
INTER- Mujeres, Puerto Rico
Consorcio  México
Equidad de Género, Mexico
IPAS
Asociación para el Progreso de las Comunicaciones -APC
Red de Mujer y Hábitat de América Latina
Women’s Rights CenterSuriname
Ultimate Purpose - Suriname
REDTRASEX Red Latinoamericana de Trabajadoras Sexuales
Suriname Men United - Suriname
Comisión Internacional de Derechos Humanos de Gays y Lesbianas –IGLHRC
Red de Académicas Latinoamericanas- Red ALAS
Internacional Gays, Lesbians, Bisexuals, Trans and Intersexual Association
Coalición regional contra el tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe – CATWLAC
Taller Salud de Puerto Rico
Balance, Mexico
Equis Justicia para las Mujeres, Mexico
Centro de la Mujer Peruana “Flora Tristán”, Perú
Kolectiva De Rebeldías Lésbicas, Perú
Campaña por la convención interamericana de derechos sexuales y derechos reproductivos, Perú
Clóset de Sor Juana AC
CISCSA - Red Mujer y Hábitat Argentina - AFM. Córdoba, Argentina
AWID
Feminist activists working to Realize Sexual & Reproductive Justice for ALL! - RESURJ
Agrupación Ciudadana por la despenalización del aborto, El Salvador
Red Salvadoreña de defensoras de derechos humanos
La Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos (RMMDR)
Asociación de Mujeres Juezas de la Argentina –AMJA
Plataforma Nacional por los Derechos de las Mujeres – Ecuador
Movimiento de Mujeres de sectores Populares – Ecuador
Colectivo Politico Luna Creciente  - Ecuador
Colectivo de Genero Accion Politica – Ecuador
Confederación Ecuatoriana de Mujeres por el Cambio – Ecuador
Red Nacional de Mujeres – Colombia
Consejo Latinoamericano de Iglesias – CLAI
New Beginnings Counselling & Consultancy Services – NBCCS Suriname
Foundation Liefdeville Handen - Suriname

Cotidiano Mujer - Uruguay